Facebook Google + Contancto Feed

Estás en: Dislexia >

¿Qué es la Dislexia?

La dislexia se incluye dentro de las dificultades específicas de aprendizaje (DA) definida como "Dificultad en uno u más de los procesos básicos que involucran la comprensión oral y escrita del lenguaje". Se da en sujetos con un desarrollo cognitivo o inteligencia normal o alta, que no padecen alteraciones sensoriales perceptibles y que han recibido una instrucción adecuada.

Es un importante factor de fracaso en la escuela y la más frecuente de las dificultades en la lectura y aprendizaje, pues es un trastorno que afecta básicamente al aprendizaje de la lectura pero que se manifiesta también en la escritura. Los sujetos con dislexia constituyen el 80% de los diagnósticos de trastornos del aprendizaje, situándose la prevalencia en torno al 2-8% de los niños escolarizados. Hay mayor porcentaje entre los niños que entre las niñas, y es bastante habitual que cuenten con antecedentes familiares, aunque dichos familiares no siempre hayan sido diagnosticados. Algunos niños con dislexia tienen antecedentes de retraso de desarrollo del habla y del lenguaje.

La dislexia es una dificultad de aprendizaje que se manifiesta en dificultades de acceso al léxico, y puede estar causada por una combinación de déficit en el procesamiento fonológico, auditivo, y/o visual. Asimismo, se suele acompañar de problemas relacionados con un funcionamiento deficiente de la Memoria de Trabajo deficiencias en el conocimiento sintáctico, y problemas de Velocidad de procesamiento.

Los alumnos que sufren este problema manifiestan dificultades tanto de precisión como de velocidad lectora. Para evitarlos, deben esforzarse y centrar su atención en las operaciones cognitivas más mecánicas de la lectura, como la decodificación de letras y palabras. Ello les puede ocasionar dificultad para realizar una lectura comprensiva del nivel que se exige en la escuela, es decir, no aprenden de lo que leen. Tampoco son capaces de comprender un texto más allá de una interpretación literal del mismo; en otras palabras, les cuesta realizar inferencias y sacar conclusiones del texto.

Además, su escritura también puede verse afectada, presentando un elevado número de errores ortográficos. Además, tienen dificultades para redactar adecuadamente, resultando textos mal organizados y difíciles de entender pese a que muchos de estos niños tienen un nivel de lenguaje oral alto.

Fin de Artículo


 

Artículos Recientes