Facebook Google + Contancto Feed

Estás en: Logopedia > Transtornos del Lenguaje Oral

Trastornos del Lenguaje Oral

Retraso simple del Lenguaje:

Suele presentarse en niños en los que el desarrollo del lenguaje es más lento o tardío en uno o varios aspectos. Suelen presentar problemas de articulación (dislalias), deficiente estructuración sintáctica de las frases (mal organizadas gramaticalmente o excesivamente cortas), pobreza de vocabulario, etc.

En función de las áreas afectadas lo podemos clasificar en Retraso simple o Retraso moderado. Normalmente, con una intervención adecuada, la evolución suele ser muy positiva y puede prevenirse que el retraso afecte al aprendizaje futuro de las habilidades instrumentales básicas (Lectura, escritura y cálculo)..

Trastorno Específico del Lenguaje (TEL)

El TEL hace referencia a alteraciones severas en la adquisición y organización del lenguaje en sus diferentes aspectos. Generalmente,la expresión y la comprensión suelen estar alteradas en algún grado, y por esta razón, se suele hablar de Trastornos Expresivos (mayor alteración de la expresión y fluidez verbal), Trastornos Comprensivos (buena capacidad expresiva y fluidez verbal con deficiente comprensión) o Trastorno mixto (ambos aspectos están afectados).

También se ven afectados otros aspectos específicos del lenguaje: capacidad semántica (bajo nivel de vocabulario, expresión oral deficiente…; sintaxis, presencia de agramatismo (dificultad para organizar frases…), deficiente habilidad fonológica o fonética (dificultades de articulación, problemas de discriminación auditiva de palabras o fonemas similares…) o en el área pragmática (uso del lenguaje para expresar emociones y necesidades y regular la propia conducta).

Suele ir por ello asociado a problemas de aprendizaje (Baja Comprensión lectora, Dificultades de Razonamiento Verbal o matemático deficiente Razonamiento temporal), déficit de atención, Impulsividad Cognitiva y baja memoria a corto y largo plazo. Estos déficits ocasionan un bajo rendimiento académico y baja autoestima. Las personas afectadas por este trastorno presentan dificultades de comunicación que pueden propiciar el desarrollo de otro tipo de problemas psicológicos (ansiedad, retraimiento social, fobia escolar….) si no se trata o se diagnostica a tiempo.

Además, es frecuente que los niños con TEL presenten deficiente Procesamiento Auditivo, es decir, deficiente capacidad para analizar y procesar información a nivel auditivo. No suelen presentar problemas de audición, pero la información auditiva (sonidos y mensajes o instrucciones orales) no son procesadas adecuadamente por el Sistema Nervioso Central y las áreas del lenguaje. Oyen pero no logran escuchar e integrar a nivel neurológico la información auditiva (lenguaje) y asociarla a un significado que organice la información y su pensamiento en cualquier aspecto. La expresión y la comprensión suelen estar alteradas en algún grado, de ahí su nombre de Trastornos Expresivos o Comprensivos.

También se ven afectadas otros aspectos específicos del lenguaje: semántica (bajo nivel de vocabulario, expresión oral defínete…); sintaxis, agramatismo (dificultad para organizar frases…), fonológica o fonética (dificultades de articulación, problemas de discriminación auditiva…) o en el área pragmática (uso del lenguaje para expresar emociones y necesidades y regular la propia conducta).

Suele ir por ello asociado a problemas de aprendizaje, déficit de atención y baja memoria a corto y largo plazo.

La mayoría de los niños que presentan un TEL necesitan realizar:

  • una Terapia rehabilitadora del lenguaje en los aspectos Comprensivo y Expresivo.
  • Reeducación de las dificultades de aprendizaje asociadas.
  • Estimulación de las Funciones Ejecutivas implicadas en el aprendizaje: Atención, Memoria de Trabajo, Razonamiento lógico matemático, etc
  • Desarrollo de las Habilidades de Procesamiento auditivo
  • Aprender Estrategias de Aprendizaje y de organización de tareas.

Este enfoque global posibilita su avance académico , la superación de sus "dificultades" y la mejora de la autoestima académica y personal.

DIAGNÓSTICO DEL TEL:

Habitualmente se detecta en la infancia y se diferencia de un retraso simple del lenguaje en que no evoluciona tan rápido y favorablemente como éste. El diagnóstico debe contemplar una evaluación completa de las capacidades cognitivas generales (Atención, Memoria, Razonamiento verbal y temporal; Procesamiento visual y auditivo….) y del lenguaje.

En lo referente a la evaluación cognitiva en el TEL, es común detectar en las pruebas de Inteligencia General una discrepancia entre el CI verbal (tareas de lenguaje y comprensión verbal) y el CI manipulativo (tareas de índole visoespacial o bien llamadas, tareas no verbales). También suele haber una discrepancia entre la edad mental del sujeto y su edad de desarrollo verbal.

El lenguaje del sujeto debe valorarse tanto en su modalidad receptiva como expresiva y en los niveles fonológico (sonidos), léxico(vocabulario), morfosintáctico (gramática), semántico (significado) y pragmático (uso), a fin de descubrir el problema.

A veces, el diagnóstico de TEL debe realizarse por un equipo multidisciplinar formado por un psicólogo, un neurólogo y un logopeda. La terapia la lleva a cabo el logopeda.

Fin de Artículo


 

Artículos Recientes