Facebook Google + Contancto Feed

Estás en: TDAH > Habilidades Sociales

Apoyo psicológico - habilidades sociales

Muchos niños y adolescentes con TDAH presentan asociados problemas emocionales: ansiedad, somatizaciones por estrés o tensión (dolores de cabeza o tripa, miedos, pesadillas…) y baja autoestima escolar y personal si no logran mantener un adecuado rendimiento académico o satisfacer las expectativas personales, de padres y profesores. A menudo, son recriminados negativamente o castigados por su falta de atención, desorden, falta de constancia… o sus despistes continuos, al interpretar estas conductas de forma voluntaria.

En esta situaciones, necesitan un apoyo psicoterapéutico ya que la ansiedad, la falta de motivación y la baja confianza en sus recursos personales y cognitivos (fracaso continuo, frustración acumulada, etc) dificulta el avance escolar y su desarrollo socioemocional. En el Centro ZANA se ofrece Apoyo Psicoterapéutico cuando éstos ocurre, ayudando a niños y adolescentes a tomar conciencia (autoconciencia) de sus puntos "fuertes" y recursos para avanzar y mejorar la regulación corporal y cognitiva de cara a un mayor ajuste personal y emocional: control del estrés; mayor tolerancia a la frustración; autoevaluar las consecuencias de lo que hacen, etc

Por otra parte, algunos niños con TDA tienen bajo desarrollo de las Habilidades Sociales pese a ser niños extrovertidos y sociables: les cuesta hacer amigos o mantenerlos en el tiempo; adaptarse a las reglas de los juegos en equipo; cooperar; negociar; saber perder; aceptar las sugerencias de los demás; defender sus intereses o deseos sin agredir a los demás; ser asertivos; resolver pequeños conflictos, etc. Es decir, no disponen de Conductas o destrezas sociales para realizar con competencia tareas de índole interpersonal". Estas destrezas incluyen comportamientos, pensamientos y emociones que nos permiten relacionarnos con los demás consiguiendo un máximo de beneficios y un mínimo de consecuencias negativas. De alguna manera, les falta la capacidad para entender la conducta de los demás y saber comportarse en situaciones sociales. Todas estas conductas las podemos enmarcar dentro del marco de la Inteligencia Social y Emocional que incluye un conjunto de los siguientes aspectos que se abordan en Talleres de Educación emocional y social:

El objetivo es intervenir en aquellos casos en que el TDA y las dificultades escolares vayan asociadas a un deterioro de la autoestima, ansiedad, estrés y dificultades en las relaciones sociales o familiares.

Fin de Artículo