Facebook Google + Contancto Feed

Estás en: Dislexia > Síntomas de la Dislexia

Síntomas de la Dislexia

En edades entre los 7 y 11 años habría que atender a las siguientes alertas Y YA SERÍA posible confirmar el diagnóstico de Dislexia:

En cuanto a la lectura: se pueden dar algunos de los siguientes problemas:

  • Lectura con errores de omisión y adición de letras; sustitución de palabra; inversiones de sílabas, etc.
  • Lectura correcta y exacta pero no automática, lenta o silábica.
  • Dificultad para asociar r letras y sonidos y para descifrar y nombrar palabras aprendidas.
  • Dificultad para leer palabras inventadas o pseudopalabras.
  • Lentitud en la lectura.
  • Comprensión lectora deficiente.
  • Mal rendimiento en los tests fonológicos: dificultad para el deletreo, la síntesis fónica; realizar tareas de conciencia fonológica de añadir o quitar elementos (letras o sílabas) a una palabra.

En cuanto a la escritura: se pueden presentar algunas de estas dificultades:

  • Invierte letras, números y palabras.
  • Confunde derecha e izquierda y escribe en espejo.
  • Dificultades ortográficas no adecuadas a su nivel educativo.
  • No logra escribir pensamientos, ni organizarlos; su gramática y ortografía son deficitarias.
  • Hay gran diferencia entre la organización y estructuración de sus pensamientos de manera oral (que puede ser muy buena) y la expresión escrita (mala organización temporal de las ideas, frases muy cortas...).
  • Su letra es mala y desordenada (es incapaz de seguir los renglones rectos, o de respetar los márgenes de los cuadernos, o de organizar operaciones matemáticas en columna, etc.).

En cuanto al habla: de manera oral se expresan mejor que por escrito, pero aún así, a muchos de los disléxicos les ocurren algunas de las siguientes cosas:

  • Presenta dificultad en la pronunciación de palabras, invirtiendo, sustituyendo o cambiando sílabas. A menudo fijan incorrectamente algunas palabras, que costará mucho que modifiquen.
  • Problemas sutiles en el lenguaje.
  • Dificultad para nombrar conceptos presentados en láminas.
  • En ocasiones no encuentra la palabra adecuada y busca sinónimos, no siempre con acierto.

En cuanto a las matemáticas y la comprensión del tiempo:

  • Pueden contar haciendo uso de sus dedos u otros trucos para trabajar las matemáticas.
  • Se defiende con la mecánica de las operaciones aritméticas pero no comprende los problemas.
  • Le cuesta manejarse con el dinero.
  • Tiene dificultades para aprender a manejar el reloj, controlar su tiempo, y entender las tareas secuenciales (series de números).
  • Tiene dificultad para aprender las tablas de multiplicar y manejarlas a lo largo de la vida.
  • Tiene problemas acerca del tiempo y no logra saber la hora, día, mes y año.

En cuanto a la coordinación: aunque no en todos los casos ocurre, sí es significativo que muchos de ellos tengan los siguientes problemas:

  • No toma o agarra bien el lápiz (mala presión).
  • Su coordinación motora es pobre, torpe en deportes y es propenso a accidentes.
  • Su trastorno en la coordinación motora fina le hace tener mala letra y una pobre caligrafía.
  • Confunde la derecha y la izquierda.
  • Es incapaz de realizar determinados movimientos (ir en bicicleta, saltar a la cuerda, el salto de altura, chutar una pelota, etc.)

Atención y Memoria de Trabajo:

  • Muestra dificultad en el aprendizaje de conceptos numéricos básicos y no puede aplicarlos en cálculos o en la resolución de problemas.
  • Es lento para recordar información. Olvida con facilidad lo que ha aprendido.
  • No completa una serie de instrucciones verbales (enunciados de dos partes).
  • Problemas para mantener la atención de forma sostenida.
  • Para comprender los mensajes escritos, usa principalmente imágenes, iconos y sentimientos, más que sonidos y palabras. Tiene poco diálogo interno, es decir, le cuesta darse autoinstrucciones para resolver un problema.
  • Excelente memoria a largo plazo para experiencias, lugares y caras.
  • Mala memoria para lo aprendido el día anterior, al igual que para secuencias, hechos e información que no ha experimentado.
  • Puede tener oído muy fino. Escucha cosas que a menudo a los demás pasarían desapercibidas. Se distrae fácilmente con los sonidos o es hipersensible a nivel auditivo.

SALUD:

  • Muy propenso a infecciones de oído.
  • Sensible a ciertas comidas, aditivos y productos químicos.
  • Sueño muy profundo o bien se despierta con mucha facilidad. Suelen continuar mojando la cama (enuresis).

ASPECTOS EMOCIONALES

  • Extremadamente desordenado u ordenado compulsivo.
  • Fuerte sentido de la justicia y perfeccionista.
  • Emocionalmente sensible.
  • Tiene cambios bruscos de humor.
  • Mayor capacidad y sensibilidad para percibir el entorno. Capacidad de intuición rápida.
  • Gran curiosidad y creatividad.
  • Pueden utilizar su habilidad mental para alterar o crear percepciones.
  • Son altamente conscientes de las emociones de los demás y de lo que sucede en su entorno.
  • Tienen una curiosidad natural para saber cómo funcionan las cosas.
  • Piensan más con imágenes que con palabras.
  • Son altamente intuitivos y perspicaces.
  • Piensan y perciben de una manera multi-dimensional (usando todos los sentidos).
  • Tienen una gran imaginación.
  • Pueden experimentar las ideas como realidades.

Si varias de estas alertas se producen, hay que derivar inmediatamente al niño a un psicopedagogo para confirmar el diagnóstico de Dislexia e iniciar medidas reeducativas.

De 12 años en adelante: si a esta edad no se ha diagnosticado, muchos disléxicos han podido compensar algunas de sus dificultades, pero persisten problemas en algunos aspectos de la lectoescritura. Generalmente, además de lo anteriormente descrito, podremos observar los siguientes síntomas:

  • Lectura con baja velocidad lectora para su edad y curso escolar aunque haya mejorado la precisión lectora.
  • Disortografía: siguen realizando numerosas faltas de Ortografía Natural y Arbitraria. No automatizan en su lenguaje escrito espontáneo las reglas de acentuación. No ponen tilde a las palabras que lo requieren.
  • Problemas de concentración cuando lee o escribe. Gran fatiga y cansancio mental tras estas tareas.
  • Fallos en la memoria inmediata y en la Memoria de Trabajo Verbal, es decir, les cuesta memorizar y recordar lo leído por su dificultad con la comprensión de la lectura y el lenguaje escrito. Buena comprensión global de los textos escritos pero baja comprensión de partes y detalles.
  • Interpreta mal la información por su falta de comprensión de conceptos abstractos y porque lee mal. Analiza mal los enunciados de las palabras clave. No contestan con exactitud a lo que le preguntan en un examen aunque haya estudiado.
  • Muestra serias dificultades en organizar el espacio, sus materiales de trabajo y sus pensamientos al escribir o al hablar.
  • No logra planificar su tiempo de estudio ni tiene estrategias para terminar a tiempo sus tareas y sus exámenes.
  • Trabaja con lentitud y no se adapta a ambientes nuevos.
  • El trabajo en equipo es para él (y para el grupo) un problema.
  • Finalmente evita leer, escribir o las matemáticas, tendiendo a bloquearse emocionalmente.

En muchos casos ya tenemos instalada en el alumno, o comienza a vislumbrarse, la depresión y/o las crisis de ansiedad porque la dislexia empieza a afectar negativamente al rendimiento académico pese a tener un alto potencial intelectual y realizar un esfuerzo importante en el trabajo escolar.

Fin de Artículo


 

Artículos Recientes