Septiembre ha llegado y con él, la VUELTA AL COLE (no sólo en el Corte Inglés). En unos días, las aulas se llenarán de niños y adolescentes ocupando sus pupitres. Para muchos de ellos, es algo deseado y esperado, lleno de alicientes : cambio de actividad, volver a ver a los amigos, conocer las «novedades»… Pero para otros, volver al cole supone un gran esfuerzo y lo viven como una obligación con más desventajas (deberes, exámenes, madrugones, extraescolares…) que ventajas e incluso como algo negativo. Hay muchos niños a los que no les gusta el cole porque les supone enfrentarse a situaciones y momentos que perciben difíciles y por ello, se sienten «distintos» e inseguros. Es un hecho frecuente en niños con problemas para relacionarse con los demás o con dificultades escolares para seguir el ritmo del grupo y lograr satisfactoriamente los objetivos académicos correspondientes

Así que, os propongo una serie de Pautas sencillas para que todos nuestros hijos vayan al cole lo más contentos posible (o aún más si cabe) al inicio y a lo largo del curso:

1. Levanta a los niños los días antes al colegio cada día un poco más temprano para que el cambio de horario no sea tan brusco y no vayan medio dormidos.

2. Enséñales sus libros y material nuevo y deja que lo vean y se familiaricen con él antes de empezar el cole. ( Comprar juntos las cosas, forrad los libros, hojearlos, ver qué temas van a aprender).

3. Organiza tiempos y horario con una rutina clara y sistemática: ropa y mochila preparada la noche anterior, tiempo para desayunar tranquilos…

4. Encara el inicio de curso con energía renovada y optimismo. La escuela es algo positivo y también tiene su atractivo: jugar, hacer amigos, diversión, crecer como personas, aprender cosas nuevas… aunque ello vaya a suponer esfuerzo, trabajo y responsabilidad (aspectos fundamentales para conseguir en la vida lo que uno se proponga).

5. Háblale de sus amigos, de sus compañeros de clase, de las clases o actividades más divertidas, excursiones… y buenos momentos que pasó en el cole el año anterior y que ya había olvidado con el ajetreo de las vacaciones.

6. Procura que los días antes de empezar el cole, llame por teléfono a sus amigos o incluso los vea alguna tarde para jugar y retomar el encuentro y para que se cuenten las aventuras veraniegas..

7. Los primeros días de cole, acompáñalo aunque no tengas la costumbre de hacerlo, te ayuden otras madres o vaya en la ruta. Intenta ir a buscarlo a la salida o llámalo por teléfono poco después para hablar con él y que te cuente cosas. Esto le dará seguridad y confianza, y es especialmente importante, si tu hijo comienza el curso en un nuevo centro

8. Nuestro sistema de enseñanza tiene muchas «pegas» y aspectos a mejorar, pero evita la negatividad. No lances constantemente críticas a los profesores, ambiente, comida o al centro en general o hazlo de forma razonada delante de tu hijo.

9. Mantén una postura y relación personal con los profesores de tus hijos basada en el respeto, su reconocimiento y prestigio social, su valor como educador y como principio de autoridad. En el cole, manda el profesor y los padres e hijos no deben discutir este principio.Esto no implica una cooperación en la que podamos matizar o criticar lo que hacen los profesores, establecer pautas de ayuda y coordinación en común pero sin cuestionar su valía. La falta de sintonía profesor-familia no beneficia a tu hijo

10. Una vez comenzado el curso, establece un hábito de trabajo y estudio en el que haya tiempo suficiente para hacer deberes y estudiar y también para relajar su mente mediante el juego o alguna actividad física o artística. Es muy importante ir creando un ritmo de adaptación al trabajo acorde a cada edad.

11. Interésate por lo que hace tu hijo en el aula e interésate por lo que estudia y aprende y comprueba su evolución y adaptación manteniendo reuniones periódicas con los profesores.

12. Cuidado con las actividades Extraescolares! Son beneficiosas pero elígelas y prográmalas teniendo en cuenta las necesidades e intereses de tus hijos. No pueden ser una carga más que reste tiempo de ocio y juego, sino una ocasión para disfrutar con cosas que les gustan e incrementen su autoestima, diferentes al currículum académico, no una sobrecarga de éste

NO OLVIDEIS QUE SIEMPRE LLEGA EL FIN DE SEMANA, tiempo para disfrutar padres e hijos haciendo cosas juntos divertidas y relajantes; tiempo para romper algunas de las rutinas y obligaciones y recargar pilas. Todo en la vida tiene un lado positivo y puede ser una oportunidad. ¡Feliz regreso a todas y mis mejores deseos a todos esos niños que regresan al colegio!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Ver más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Tambíén puedes Revocar el consentimiento de las cookies .

Cerrar